Porque ocho años no son nada

Este artículo lo hemos querido rescatar de nuestro antiguo blog, está escrito por David Zurita Martínez a raíz de que en el campeonato de Andalucía infantil de clubes, tanto el equipo femenino como el masculino consiguieran alzarse en el podio con el bronce.

Muy emotivo y muy recomendable de leer.


Cuando yo tenía 11 ó 12 años el atletismo en Andalucía era muy diferente a lo que es ahora. Había otra gente, otra mentalidad, más patrocinio, más clubes, otra implicación de las instituciones… Era otra historia. Aunque la verdad es que los atletas infantiles éramos ajenos a todo esto, como tiene que ser.

Para nosotros la única motivación era correr, saltar, lanzar, entrenar; disfrutábamos con eso, era un juego, era nuestro juego, el que nos hacía especiales y diferentes a todos los demás niños. Entrenábamos todo el año, y, como el atletismo era diferente, había muchas competiciones, memoriales, encuentros… Pero uno era especial, uno sobresalía en importancia, nos llenaba más de ilusión que ningún otro, el Andaluz de Clubes. Este pasado fin de semana se celebró en Nerja el de este año.

8 años no son nada 01

Con 17 atletas infantiles, masculinos y femeninos, y con un montón de padres y hermanos acudimos con muchísima ilusión. De esos 17, tres han llegado este año, y otros 14 llevan formándose en el club mucho, mucho tiempo. Podéis ver las fotos de cuándo llegaron, algunos no tenían ni dientes… También tenéis las fotos de ahora, la felicidad, las ganas, la ilusión, es la misma, puede que más si cabe. Esa misma ilusión con la que íbamos nosotros a aquellos campeonatos de equipos, por mucho que haya cambiado este deporte, no se ha perdido, vive en ellos.

Para los entrenadores del Granada Joven es uno de los orgullos más grandes. Hemos logrado grandes méritos deportivos durante estos años. Hemos estado en otros Andaluces, Españoles, encuentros internacionales e incluso en un Campeonato de Europa. Pero para nosotros, ver cómo chavales que llegaron aquí a jugar al atletismo, a los que hemos visto crecer y empezar a madurar, han forjado una unión, un equipo, es de las cosas más bonitas que nos han pasado en nuestros ocho años de historia.

8 años no son nada 02

Varios datos sobre la competición, que no aparecen en ningún papel de resultados, pero que son más importantes que las marcas.

Casi todos los padres de los Joveneros que compitieron el sábado pudieron estar con sus hijos en el estadio. Los que no fueron no fue por falta de ganas.

Cada vez que un Jovenero estaba compitiendo sobre la pista, alguno de sus compañeros estaba a su lado desde el exterior animándole. Nadie estaba solo.

Una de nuestras chicas se puso a llorar al final de su prueba, habían sido muchas las emociones, a los 5 segundos tenía a 6 ó 7 compañeros encima suya abrazándola.

Todos y cada uno dieron el 100% de lo que tenían, se esforzaron al máximo. Y estoy seguro que ese esfuerzo fue mucho mayor al ser para el equipo.

Los padres aguantaron en la grada desde la primera prueba hasta la última. Y eso que al parecer había algún partido de fútbol por ahí…

En fin, un club es un club por cosas como éstas, y en estos días me he dado cuenta de una cosa, el Granada Joven es ya una familia, que solo ha necesitado ocho años para ser lo que ya es, gracias a todos vosotros, que habéis confiado en un proyecto complicado, que lleváis años confiando en él. Gracias también a los que están ahora empezando a confiar en nosotros. Gracias a los chavales que acogen a cada uno de los que vienen nuevos como a uno más.

Desde el club daros las gracias y la enhorabuena a todos los atletas y sus familias. Y, por supuesto, animaros a seguir trabajando y disfrutando este deporte.